Desinfección de la piscina por cloración salina

La cloración salina es uno de los sistemas más utilizados habitualmente para la desinfección de las piscinas, tanto públicas como privadas. Es de fácil instalación, uso sencillo y nos permite ahorrar mucho en los costes de mantenimiento de la piscina.

El sistema se denomina electrolisis salina y consiste en diluir una cantidad determinada de sal, que suele ser pequeña, dentro la piscina. Luego el agua pasa por unos electrodos que transforman la sal en un eficiente bactericida.

La electrolisis salina suela utilizarse en todo tipo de instalaciones acuáticas, no solo en piscinas. También se usa en balnearios, spas, parques de agua, etc. Presenta importantes beneficios para la salud ya que, a diferencia de otros sistemas de desinfección, no irrita los ojos ni la piel. También descarta los riesgos provocados por un mal uso accidental de los productos químicos ya que sólo utiliza la sal como elemento desinfectante.

También puede considerarse un sistema ecológico ya que únicamente utiliza elementos de la naturaleza (agua y sal) no contaminantes y suministro eléctrico. Además, resulta muy económico y no requiere el vaciado de la piscina. Por otro lado, otorga al agua un color mucho más luminoso y brillante.

Leave a Reply