Desinfección de la piscina por ozono

La desinfección del agua de la piscina por ozono es muy recomendable, ya que este gas tiene una gran potencia y es capaz de eliminar algas, hongos y gérmenes. Este sistema, igual que el de la luz ultravioleta, no utiliza productos químicos ya que el ozono se produce partiendo de la electricidad y también del aire. Para conseguirlo, se instala un electrodo que carga el aire de iones y convierte el oxígeno en ozono. Este gas se distribuye por el agua, desinfectándola, y luego se convierte nuevamente en oxígeno.

De esta manera se evita el uso del cloro y el bromo que suelen contener los productos utilizados para mantener las piscinas es buen estado. Aunque es cierto que, a veces, necesitamos un apoyo residual de estos dos elementos.

De todas maneras, serán cantidades tan pequeñas que prácticamente se eliminan las causas de posibles problemas respiratorios y alergias. Además el uso de ozono para desinfectar el agua le otorga un plus de claridad y brillo.

Normalmente, instalar un sistema de desinfección con ozono no supone un problema en piscinas que ya están en funcionamiento y utilizaban hasta ahora otro sistema para el mantenimiento del agua.

Leave a Reply