Piscinas de sal: Ventajas y características

¿Quién no ha soñado con perder de vista al método engorroso del cloro químico para limpiar nuestras piscinas?

Pues ese sueño se asienta en un elemento simple y básico como es la sal. A través de su composición (cloruro sódico, “NaCl”) se obtiene el cloro sin necesidad de usar los productos químicos clásicos.

Cada vez están más a la orden del día las piscinas que usan la sal como elemento desinfectante de nuestras piscinas. Son muchas las ventajas que nos ofrece este nuevo método de cuidado del agua de las piscinas:

La primera de ellas, el ahorro.

Con la sal ahorraremos dinero y tiempo. La sal nos supondrá un ahorro en nuestros bolsillos. Mucho más barata que los convencionales productos químicos de cloro.

Y tiempo, ahorraremos tiempo. Con los cloradores salinos automatizados no tendremos que perder más tiempo que el de añadir la sal y programarlo para no tener que preocuparnos más.

La sal es más cuidadosa con nosotros y el entorno.

En comparación con los clásicos productos químicos de cloro, la sal es más cuidadosa con nuestro cuerpo. La sal evitará irritaciones y sequedad de nuestra piel y mucosas. Además, no dañará nuestro cabello como lo suele hacer el cloro convencional.

¡Y no nos olvidemos de los ojos! ¿Quién no ha salido de las clásicas piscinas con los ojos rojos e irritados por el cloro? Pues con este nuevo método de la sal evitaremos en gran medida esa molesta irritación ocular.

del entorno. Cada vez son más las piscinas que ubicamos en los jardines rodeadas de plantas y demás vegetación. Pues la sal será menos agresiva con esta vegetación y así cuidaremos de la misma manera nuestra piscina y jardín.

Éstas son algunas de las ventajas pero seguro que si comienzas a usar este nuevo método, descubrirás muchas más. Ya sabes, ¡sal!

Leave a Reply