Una piscina con fondo de vidrio en el cielo de Houston

¿Alguna vez has estado en el piso 20 de un edificio? ¿Y en el 30? Pues imagínate estar en el piso 40, entre dos apartamentos y flotando en el aire. No, no es una locura, esto es posible gracias a una piscina situada a nada menos que 150 metros de altura en Houston, Estados Unidos. Desde luego es algo sin igual y que no es apto para personas con vértigo, ya que parecerá que te estás suspendiendo en el aire, verás el cielo y también el suelo debajo de ti. Sin duda es algo que todo amante de las alturas debería experimentar.

Una piscina en los aires

Muchos se preocuparán por la seguridad de esta piscina, pero no hay por qué, ya que está construida con nada menos que 2,4 metros de polimetilmetacrilato en cuanto a grosor, aparte de salir más de tres metros del edificio en el que está construida, que es el Market Square Tower, por lo que la sensación es indescriptible, pero siempre segura, eso sí.

Este hotel tiene nada menos que 1.000 habitaciones, la piscina no está abierta para todo el mundo, así que tendrás que pagar una habitación para disfrutar de todas sus piscinas, ya que no es la única que tienen, hay otra con la forma de Texas, también del estilo infinita.

Pero volviendo a la que nos ocupa, la gente que la ha probado la define como nadar en el cielo, una experiencia sin igual, con una vista a toda la ciudad, por lo que podrás ver no solo los edificios, sino la gente que camina por la calle. Sin duda es una experiencia mágica y aunque hay muchas personas que rehúsan el meterse en ella, otras personas desean ir a Houston solo con este fin, poder bañarse en el cielo sin peligro.

Leave a Reply